Nodecharts #008 – Los coleccionistas de bitcoins

Nodecharts

Nodecharts

INTRODUCCIÓN

¡Bienvenidos al informe semanal de Nodecharts!

En el informe de hoy, nos enfocaremos en analizar una de las métricas más antiguas de Bitcoin: los «días/monedas destruidas» (DMD), del inglés Coin Days Destroyed (CDD). Esta métrica nos permite detectar techos de mercado al identificar cuándo los usuarios de largo plazo transfieren sus bitcoins. Al combinar esta métrica con otras previamente analizadas, nos proporciona oportunidades para tomar decisiones de salir del mercado en momentos óptimos.

¿Cuánto del suministro total de Bitcoin está en manos de estos usuarios de largo plazo y cuál es su impacto en la red?

Su presencia es significativa y demuestra la importancia de estos usuarios en la red. En la actualidad y por primera vez en la historia de Bitcoin, más del 70% del suministro total de Bitcoin está en posesión de usuarios que adquirieron sus bitcoins hace más de un año. Así que será importante detectar cuando estos usuarios decidan liquidar sus bitcoins ya que nos proporcionará pistas de cuando es el momento de salir del mercado.

Esto nos lleva a cuestionarnos: ¿Se pueden considerar a los usuarios de Bitcoin como coleccionistas de bitcoins, similares a los coleccionistas de monedas físicas, arte, antigüedades, etc.?

Podemos crear una analogía que podría ayudar a muchos de nuestros lectores a comprender mejor el significado y la utilidad de este indicador.

La mayoría de los coleccionistas, ya sea de monedas físicas (numismáticos), antigüedades, arte, entre otros, tienden a tener una mentalidad de largo plazo (excluyendo los comerciantes) y mantienen sus piezas durante largos periodos con la expectativa de obtener mayores rendimientos en el futuro.

Si bien, en la mayoría de los casos, los compradores adquieren estas piezas por su rareza o escasez, podemos afirmar que alguien dispuesto a pagar, por ejemplo, 18.78 millones por la moneda más valiosa del mundo (el Double Eagle de 1933), o 6.6 millones de euros por una tarjeta de béisbol (el modelo Honus Wagner de 1909), no desea ver cómo su inversión pierde valor. Es probable que espere que con el tiempo, debido a la escasez y rareza de esa pieza, su inversión aumente su valor.

De hecho, la tarjeta de de Honus Wagner fue comprada en 2016 por 3.12 millones y en 2023 se volvió a comprar por esos 6.6 millones, es decir más del 100% de revalorización en 7 años.

Siguiendo esta premisa, nos inclinamos a pensar que los usuarios de Bitcoin compran y mantienen sus bitcoins con una finalidad similar a la de los coleccionistas. Con un 70% del suministro en manos de usuarios que compraron sus bitcoins hace más de un año, ¿no parece lógico ver a los usuarios de Bitcoin como coleccionistas de bitcoins?

Ahora, ¿qué sucede con el precio de Bitcoin cuando los usuarios de largo plazo deciden vender en masa?

Tomemos primero un ejemplo concreto siguiendo nuestra analogía:

La segunda moneda más valiosa del mundo es dólar de plata de 1794, y de la que solo existen 140 ejemplares (se cree que es el primer dólar de plata acuñado por Estados Unidos). El último que se vendió fue en 2022 por 12 millones de dólares. Para alcanzar ese precio en la subasta, probablemente la demanda de usuarios que pretendían adquirir esa reliquia era bastante alta, mientras que la oferta era muy baja, ya que solo se subastó un ejemplar, lo que impulsó esa cifra.

Pero, ¿qué sucedería si 100 de los 140 dólares de plata que existen, conservados durante 50 años por sus dueños, se pusieran a la venta mañana? ¿Sería suficiente la demanda para mantener los mismos precios?

Con toda probabilidad no. Es más probable que en una subasta con 100 ejemplares se alcanzarían cifras considerablemente inferiores.

Lo mismo ocurre en el mercado de Bitcoin cuando los usuarios de largo plazo que adquirieron sus bitcoins hace bastante tiempo deciden venderlos. Estos bitcoins serán adquiridos por usuarios con poca experiencia en los ciclos de Bitcoin y carecerán de las herramientas adecuadas para comprender que los bitcoins que están entrando en el mercado fueron adquiridos a precios más bajos y están siendo vendidos con una gran rentabilidad.

Entonces, ¿por qué no seguimos a estos coleccionistas de bitcoins?

Pues eso es precisamente lo que conseguimos con los días/monedas destruidas.

Los días/monedas destruidas evalúa el movimiento de las monedas en la red de Bitcoin, proporcionando información sobre la antigüedad y el volumen de las transacciones. Esta métrica tiene como objetivo principal medir la importancia económica de las transacciones, teniendo en cuenta tanto la cantidad de monedas involucradas (similar al ejemplo con las 100 monedas de plata) como el tiempo que han estado inactivas (ciclo de vida). De esta manera, se otorga mayor peso a las monedas que han permanecido sin gastarse durante largos periodos.

Para entender esta métrica, es importante comprender el concepto de «días/monedas». Los «días/monedas» son una unidad de medida que se obtiene al multiplicar la cantidad de bitcoins por el número de días que han transcurrido desde la última vez que esas monedas fueron transferidas.

En este contexto, la «destrucción» se refiere a las monedas que se transfieren de una dirección a otra, es decir, monedas que han sido gastadas. En cada transacción, las monedas que se han movido se consideran «destruidas» (inputs) en la dirección de origen y «creadas» (outputs) en la dirección de destino. Los días/monedas destruidas indican la cantidad total de «días/monedas» gastadas/destruidas en todas las transacciones realizadas en un periodo específico.

A modo de ejemplo, consideremos:

  • Una UTXO (Salida sin gastar) de 10 BTC inactiva durante 1000 días acumula 10,000 días/monedas.
  • Una UTXO (Salida sin gastar) de 0.1 BTC inactiva durante 1000 días acumula 100 días/monedas.
  • Una UTXO (Salida sin gastar) de 100 BTC inactiva durante 1 día acumula 100 días/monedas.

Esta métrica, al considerar tanto la vida útil como el volumen de las monedas, proporciona información relevante sobre cómo los inversores inteligentes (Smart money), las ballenas y los inversores a largo plazo están gastando sus bitcoins.

A continuación, describiremos las diferentes interpretaciones de los valores de la métrica:

  • DMD alto a corto plazo: Un aumento repentino en los días/monedas destruidas sugiere que los inversores de largo plazo pueden estar vendiendo parte o la totalidad de sus activos para obtener ganancias.
  • DMD alto sostenido: Un aumento prolongado en los días/monedas destruidas refuerza la idea de que los inversores de largo plazo están vendiendo sus activos, lo que aumenta la presión de venta. Este patrón se manifiesta en tendencias alcistas y se considera una señal bajista.
  • DMD bajo a corto plazo: Cuando los días/monedas destruidas es bajo a corto plazo, sugiere que los inversores están manteniendo sus activos, y son las monedas de corto plazo las que se están negociando.
  • DMD bajo sostenido: En los periodos en que los días/monedas destruidas es bajo durante largo tiempo, sugiere que la confianza de los inversores está aumentando y están decididos a conservar los activos durante más tiempo. Esto ocurre después de capitulaciones y se considera una señal alcista.

Una de las limitaciones de utilizar los días/monedas destruidas es su alta volatilidad. Para mitigar esto, se recomienda aplicar medias móviles para identificar tendencias con mayor facilidad y obtener una visión más clara del sentimiento general de los usuarios de Bitcoin y de la dirección del mercado.

En Nodecharts, prestamos especial atención a las medias móviles, como la mediana móvil (MM) de 14 días, 30 días y 90 días. Estas herramientas nos ayudan a interpretar mejor el comportamiento de los usuarios de Bitcoin y la dirección del mercado, además para nuestros ejemplos usaremos la métrica ajustada al suministro, ya que mejora los resultados en los análisis de la métrica.

Veamos la gráfica al aplicar una mediana móvil de 14 días:

Como se mencionó previamente, se puede notar claramente la reducción de las fluctuaciones y una mayor claridad en las tendencias del mercado, lo que hace más visible la identificación de las zonas de techos, como podemos observar con las zonas en rojo.

Sin embargo, es importante realizar un análisis profundo para determinar si los aumentos en esta métrica se deben a la liquidación de monedas antiguas durante un mercado bajista o a la toma de ganancias durante un mercado alcista, ya que como podemos observar con las zonas en verde, también se producen liquidaciones en mínimos de mercado, por usuarios de largo plazo con menos conocimientos.

Para mitigar las liquidaciones de estos usuarios y ver los puntos más altos de los mercados alcistas usaremos una mediana móvil de 90días. Veamos un ejemplo:

Esta media muestra una mayor claridad en las tendencias y evidencia los niveles de techos durante mercados alcistas. Cuando se observan aumentos sostenidos como indican las flechas en rojo, nos indicará los momentos en que se distribuyen los bitcoins a nuevos usuarios.

CONCLUSION

Durante el próximo mercado alcista, será importante observar esta métrica para detectar cuándo los usuarios de largo plazo empiecen a vender sus activos. Un aumento constante en los días/monedas destruidas y la disminución del suministro en manos de usuarios de largo plazo serán señales de liquidación de bitcoins por parte de estos usuarios, indicando cuando es buen momento de tomar las mismas decisiones.

Si te apasiona el análisis on-chain y deseas profundizar en este campo, te invitamos a unirte a nuestra formación sobre análisis on-chain donde podrás expandir tus conocimientos y habilidades en este campo. Además, con esta formación, recibirás una licencia para visualizar más de 600 indicadores de Bitcoin durante un año.

Exención de responsabilidad: Este artículo no ofrece ningún tipo de asesoramiento en materia de inversión. Todos los datos se facilitan únicamente con fines informativos. Ninguna decisión de inversión se basará en la información aquí facilitada y usted es el único responsable de sus propias decisiones de inversión.

  • Únete a nuestro canal de Telegram
  • Síguenos en Twitter
  • Para ver las mejores métricas on-chain visita el Estudio PRO
  • Para detectar las mejores zonas de acumulación y distribución visita Signals